LUX MUNDI De hecho, Galileo nunca había visto a Vincenzo. Su rictus siempre serio, la profundidad de sus ojos negros y la perilla afilada con tiralíneas, reflejaban el espíritu de un hombre con un alto sentido de la disciplina y la responsabilidad; mucho para la edad que tenía y poco para la tarea que iba a emprender. —La verdad no es de nadie –dijo, apretando el puño con las pocas fuerzas que le quedaban–; la verdad es. Solo tenemos que saber verla, con los ojos de la razón. Agotado, aquella noche Galileo durmió tan profundamente que ya no despertó más. #ifeelbook #ifeelnew #operaprima #italia #florencia #galileo #iglesia #ciencia #punset #historia #diegojfernandez

LUX MUNDI

De hecho, Galileo nunca había visto a Vincenzo. Su rictus siempre serio, la profundidad de sus ojos negros y la perilla afilada con tiralíneas, reflejaban el espíritu de un hombre con un alto sentido de la disciplina y la responsabilidad; mucho para la edad que tenía y poco para la tarea que iba a emprender. —La verdad no es de nadie –dijo, apretando el puño con las pocas fuerzas que le quedaban–; la verdad es. Solo tenemos que saber verla, con los ojos de la razón.

Agotado, aquella noche Galileo durmió tan profundamente que ya no despertó más.
#ifeelbook #ifeelnew #operaprima #italia #florencia #galileo #iglesia #ciencia #punset #historia #diegojfernandez via Instagram

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s